Nuestra

historia

El Colegio Calasancio tiene una larga e importante historia. Claro ejemplo de los frutos que produce una educación de calidad, basada en la atención a los más desfavorecidos y la enseñanza de los valores evangélicos, que hace posible una educación integral.

 

El 24 de marzo de 1923, Dª Carmen Arnáiz, firma en el Colegio de Santa Victoria, un contrato de venta de la finca «San Joaquín» a las Escolapias. Este terreno sería distanado a la fundación de un nuevo centro educativo en Cordoba que serviría para expandir la labor educativa de las Escolapias en la ciudad, debido incremento de alumnas, que no podían abarcar los colegios de Santa Victoria y San Rafael. La idea, es que este centro fuera un internado, para facilitar así, la incorporación de alumnas provenientes de toda la provincia; además serviría como sanatorio para todas aquellas madres escolapias con un estado de salud delicado, por haber estado en misiones o por su avanzada edad.

Dado el ambicioso proyecto que se va a llevar a cabo, se ve necesario dotar al centro de un superficie mayor, por este motivo en ese mismo año, las Madres Escolapias van a adquirir el haza «La Palanca» y unos terrenos al sudeste de la finca «San Joaquín.

La inauguración del nuevo y flamante Colegio Calasancio, se llevará a cabo el día 5 de octibre de 1928, comenzando a impartir clases en día 7 del mismo mes. Debido a la vocación a la vida consagrada que nace en el corazón de las alumnas de los tres colegios de la ciudad, se inaugurará el día 6 de diciembre el Noviciado en nuestro centro.

Llegan tiempos difíciles, la Guerra Civil asola nuestra ciudad y, las Madres Escolapias siguiendo el ejemplo de Madre Paula, están siempre al lado de los más desfavorecidos, es por este motivo, por lo que el Colegio se convertirá durante este periodo en el Hospital para los heridos por el conflicto.

Debido a la gran demanda, en 1948 y en 1961, será necesario llevar a cabo amplicaciones del Colegio para poder satisfacer dicha demanda. En el año 1970, se producirá en el centro una remodelación de las instalaciones para adaptarlo a la nueva legislación y con intención de satisfacer las nuevas necesidades. El colegio pasará de ser un internado, a acoger en sus aulas a alumnas externas, mediopensionistas y contar con aulas gratuitas para familias con pocos recursos.

Los dormitorios se van a ir transformando progresivamente en aulas, laboratorios, tutorías…Se va definiendo el colegio en un centro con dos líneas, debido al prestigio de la enseñanza y a la buena situación e instalaciones, de Prescolar y EGB, extingiéndose el Bachillerato, ya que las alumnas podrán continuar dichos estudias en el Colegio de Santa Victoria.

En el año 1978 el colgeio quedará constituido legalmente como centro de Prescolar y EGB, celebrando a los pocos meses, en 1979, su Bodas de Oro, en las que cuentan las crónicas, el centro se quedó pequeño para albergar a todas las alumnas que acuidieron para celebrar esta efeméride. Pocos años después, en 1982, el colegio recibirá en sus aulas, por primera vez, a alumnos, convirtiendosé así en un colegio mixto.

En el año 2004, el colegio celebró sus Bodas de Diamente, 75 años dedicados a la promoción de la mujer y a impartir una educación de calidad, inclusiva y atendiendo siempre a los más defavorecidos de la sociedad. 

En la actualidad nuestro centro sigue contando con dos líneas en las etapas de E. Infantil, E. Primaria y E. Secundaria, con más de 600 alumnos y con un claustro de profesionales comprometidos con la labor educativo y pastoral, según en carisma de nuestra fundadora. Seguimos educando en nuestras aulas, actualizando nuestra labor siguiendo las nuevas tendencias educativas en nuevas metodologías y TIC y con la ilusión de celebrar en breve nuestro centenario.